La consejera Minerva Alonso reconoce en Comisión de Pleno que el proyecto para la rehabilitación y puesta en uso de este Bien de Interés Cultural está pendiente todavía de un informe técnico

 

El gobierno de Antonio Morales mantiene parados desde verano de 2015 los trabajos para convertir el emblemático inmueble y uno de los símbolos de la Isla en Museo Etnográfico, tienda de artesanía y punto de información turística

 

Las Palmas de Gran Canaria, 22 de marzo de 2017.- Casi dos años después de comenzar el mandato, el gobierno de Antonio Morales en el Cabildo de Gran Canaria sigue pendiente de un informe para poder licitar las obras del Faro de Maspalomas -Bien de Interés Cultural y uno de los símbolos más reconocidos de la Isla-, que desde el verano de 2015 se encuentra en un lamentable estado de abandono por la desidia de la Institución insular.

Así lo ha reconocido en Comisión de Pleno a preguntas del Grupo Popular la consejera de Industria, Comercio, Artesanía, Arquitectura y Vivienda, Minerva Alonso, quien informó que hasta el pasado mes de octubre no se rescindió el contrato con la anterior empresa adjudicataria, y que en los seis meses transcurridos hasta ahora el gobierno insular tan sólo ha sido capaz de “revisar” el proyecto para convertir el emblemático inmueble en Centro Etnográfico, tienda de artesanía y punto de información turística.

Cabe recordar que la propia consejera Minerva Alonso informó en septiembre de 2015 que las obras concluirían antes de finalizar ese año. Superado ese plazo, la consejera insular anunció que el proyecto saldría a concurso en 2016, pero la realidad es que han transcurrido más de 20 meses de promesas incumplidas y la apertura de esta joya del patrimonio insular –que permanece vallada con una lona- sigue siendo una incógnita.

El portavoz del Grupo Popular, Felipe Afonso El Jaber, considera que el “retraso injustificado” que acumula este proyecto es “un claro ejemplo de la parálisis que atenaza al gobierno insular, que se sigue agarrando a excusas peregrinas para intentar eludir su responsabilidad y tapar el enorme perjuicio que la penosa imagen del Faro está causando tanto a la promoción turística de la isla como a los empresarios y comerciantes de la Isla”.

Por todo ello, el portavoz popular ha vuelto a pedir a Antonio Morales y su equipo de gobierno que “deje ya de vender humo y se ponga a trabajar de una vez para poner en valor nuestros principales iconos y recursos turísticos, pues sólo así podremos seguir incrementado la competitividad y calidad de un destino turístico que cada año atrae a más de cuatro millones de visitantes”.

Dejar respuesta

14 − Nueve =